domingo, 30 de diciembre de 2012

AÑO NUEVO



Sólo por una vez decidió olvidarse del tiempo, aunque el tiempo lo persiguiera. Sólo por una vez se olvidó de contar que las cuentas están reñidas con los placeres. Sólo por una vez se detuvo en paladear cada momento, que no fue un momento, ni un instante, ni un tañido de campana sino una eternidad llena de prórrogas. Sólo por una vez agradeció el calor que envolvía a cada uno de esos placeres que su lengua fue paladeando, la suavidad que le acariciaba su rostro a uno y otro lado, el misterio de lo que le esperaba tras el eterno festín. Sólo por una vez, una vez eterna, agradeció el líquido posterior a la ingesta, sólo por una vez le agradó su amargor, sólo por una vez le gustó aquella temperatura tibia que no estaba en ningún manual ni protocolo. Sólo por una vez agradeció que ella llegara al final antes que él y que su gemido ahogara al propio. Sólo por una vez quiso prolongar la vejez de aquella noche. Sólo por una vez agradeció que no llevara ropa interior roja, ni negra, ni blanca, ni de color alguno. Sólo por una vez notó que daba la campanada. Sólo por una vez decidió olvidarse del tiempo…

martes, 25 de diciembre de 2012

NOCHE DE AMOR



Nunca me importó que me confundieran con el hombre del saco. A tomar, a tomar, le respondo… Las que hacen bromas con el tamaño de mi barriga también caen en el mismo sitio, yo les prometo el regalito y se encuentran con el paquete donde menos lo esperaban. Una sorpresa es siempre una sorpresa…Cuando me afean la antigüedad de mi barba, que si no me recorto el pecho o la espalda, acierto con el regalo seguro: la mejor crema depilatoria. Me ofrezco de banco de pruebas y practican. Primero el pecho, luego el ombligo, luego el pubis, ay que risa mis calzoncillos rojos, luego sin calzoncillos, un poco de recorte, un completo, así parece usted un niño, pues toque que verá mi edad, y al toque sigue otro, y otro, por qué no con lengua, por qué no en la boca, por qué no en su sexo también depilado, y jojojojojó, buena gracia que les hace, que ya no hablan de barriga, ni del rojo de mis calzoncillo, ni de la barba, y sólo jadean imitando mi grito, ay que noche, noche de amor, y ya no soy santo, que me quedo en papá, mejor papito, ay papá, papito, papaíto, tú eres siempre el mejor de los regalos…

domingo, 16 de diciembre de 2012

VÉRTIGO por Martini



Se paró el tiempo en el templado reloj de su cuerpo bruñido. Cerró los ojos al aire del abanico de sus frágiles pestañas y sus gráciles manos anduvieron perdidas por los montes y laderas del sexo, hasta alcanzar el vergel olímpico donde se liba la ambrosía.
 Ella era el perfume de su propia esencia, la fragancia absoluta del jugo que desgrana la ciencia de los sentidos.
Allá, afuera, el sonido del agua se convirtió en música, la languidez de sus dedos marcaban los latidos del corazón cuando vibra al ritmo de su propio gozo; y sin conciencia de sí misma, permitiéndose el lujo de no engañar ni engañarse, saciando la sed, incluso antes de descubrirla, rompió la cinta de llegada y entró en éxtasis; y soñó, soñó que el champán corría burbujeante y se derramaba como una caricia sobre su aterciopelada piel;y sintió, sintió en sus cálidos muslos el morbo del liguero rojo que le había regalado y que le abrazaba con el roce juguetón del encaje de seda y que suspiraba ante el tesoro mejor guardado para el amado, el mismo que ofrecería esa Nochevieja para darle de beber mientras luciría, espectacularmente, sobre sus zapatos de tacones de vértigo.

sábado, 8 de diciembre de 2012

DÁNAE



Esta es una orden de tu esclavo, amada. Frente a un espejo, sobre una cama o sofá engalanado con sedas de la India pintadas a mano o indonesio batik de circulares ojos te tumbarás de espaldas, desvestida, y tus largos cabellos negros soltarás.

Sé que ya has leído la página del libro que te dejé marcada. Lo denota el perfume a piel desnuda que invade el ambiente. Sé que hay torres donde quieres encerrarte. Mi deseo se colará hasta por el último resquicio. Sé que temes, esperas y hasta deseas. Y tu deseo es orden. Y mi lujuria es una y mil. Se cuela por las rendijas. Entra por tus poros. Se esparce por tu piel. Penetra en la cálida caverna de tu sexo. Se funde con otras lluvias de placeres incontrolables. Así me lo has reconocido, me lo has jadeado y me lo has susurrado. Lluvia dorada que nos ha hecho sentirnos dioses. Tu piel llena el más hermoso cuadro jamás pintado.

jueves, 6 de diciembre de 2012

A ORILLAS DE MI CINTURA por Lourdes N.J.




Ha navegado un barco pequeño
jugando entre tus dedos,
tú, el capitán de mis deseos
decías que yo era tu vela
... a babor, a estribor...
mecías tu barco en la mar
de arrecifes de corales
y aguas templadas.

Yo, que era la mar,
te esperaba en el lago Louise
o en un río pequeño
donde tu barco pudiera
desembocar a la deriva
de tu juego.

Te has despertado del sueño
y tienes tus manos sobre mi cintura.
He soñado, me dices,
he navegado a orillas de tu cintura:
yo era el capitán de un barco pequeño
y tu cintura la mar, un lago y un río.

lunes, 3 de diciembre de 2012

GANGNAM STYLE



Heey, sexy chica
Op- op- op op- Oppa es Gangnam Style,
Heey, sexy chica op- op- op op-
Eh,eh, eh, eh, eh

Una chica que se ve inocente pero que juega cuando juega
Una chica que se suelte el cabello cuando llegue el momento indicado
Una chica que se cubre pero que es mas sexy que una que lo enseña todo
Una chica sensual como esa…

Pobres diablos. Se creen jóvenes y actúan como viejos. Me ven como una yegua pero yo soy la jinete que los maneja. Caballeros de cintura para arriba pero simples centauros para mi sexo. Es lo que me importa. Cabalgar y ser cabalgada. Una y otra vez. Sobre la parca que maneja sus hilos. Pobres diablos. Caballitos de usar y tirar. Cabalgue yo caliente, que se ría la gente… Nunca soporté sus cortedades. Nunca soporté esa estúpida música de fondo para follar…

jueves, 29 de noviembre de 2012

LA LEONA HERIDA por R.R.




Estoy en el British Museum, pero no estoy aquí. Estoy en la sala de los bajorrelieves asirios pero mi mente y mi cuerpo se encuentran en una alcoba escondida a miles de kilómetros de distancia. La leona herida que estoy viendo huele a hembra. Sus caderas son de piedra esculpida. Soy yo quien la hiere con la flecha que guardo entre mis muslos. La tengo paralizada. Sus muslos no pueden moverse. Sus manos, garras crispadas, arrugan la sábana. Su melena, más propia de león macho que de hembra, es rubia como el sol del mediodía que luce tras la ventana. Ruge cada vez que la acometo con una embestida. Se duele de placer por dentro. La estoy escuchando aunque el vigilante no lo perciba. Entonces me doy cuenta de que el herido soy yo. Me está matando con su belleza, y no puedo hacer nada por impedirlo. Ni quiero.

lunes, 26 de noviembre de 2012

BLANCO SOBRE BLANCO por Sodoma



Una impúdica caricia. El roce, intencionado quizás, por mi bragueta. Temperatura insomne que perturba el sueño. Pesadilla de fuego en la entrepierna. No se esfuma aquella imagen de la cabeza. De las dos, aunque ahora sólo recuerda la que cuelga. Historia de un impar buscando escondite donde desahogar la abultada fiera. Malestar de cargar a diestra o siniestra. Bestia de imprevisto despertar que ruge por una mano compañera. Solidarios cinco dedos que la exaltan. Plenitud de grandeza. Bicho viviente. Ritmo acompasado que no atempera. Muñeca dislocada. Brillante glande enrojecido. Cañón que empopa a toda vela. El vaivén se ha detenido. Rugir de venas. La descarga ha valido algún gemido sin sordera. Todo se esparce. Un kleenex alberga la huella que queda. Al final, blanco sobre blanco.

sábado, 24 de noviembre de 2012

CAMEO



Entrar casi sin avisar. Parecer prescindible. Mostrar y enseñar sólo lo necesario. Observar. Mirar. Contemplar. Sugerir. Insinuar. Actuar. Sobre las sábanas blancas. Sobre el sillón barroco. Bajo la sensual ducha. Sobre la fría reja del balcón. Sobre la cálida alfombra. Unas veces encima y otras debajo. Dando y recibiendo. Haciendo y dejándose hacer. Anhelando. Gimiendo. Casi gritando. Dejarse ir. Contenerse. Explayarse.  Correrse…   
No decir los nombres, que los nombres se olvidan.

sábado, 17 de noviembre de 2012

AMANTE DOBLE por Cari de la Fuente



Decía flor y se abría mi rosa secreta. Decía olor y sentía su aliento entre mis muslos. Decía espiga y se mojaba el vello con el agua de su boca y con la miel de mi panal secreto. Decía vértigo y mi vientre se desplomaba en una caída libre que me llevaba a las alturas. Me hablaba y me recorría con su lengua al mismo tiempo. Nunca supe cómo pudo hacerlo. Era un mago, un nigromante, un ilusionista que no dejaba de entrar en mi mente con su lengua mientras lamía mi clítoris con su poesía. Ahora todo es distinto. Unos me regalan el oído mientras arde mi vulva. Otros me comen entera en el silencio hueco del deseo carnal. Pero nadie me ha hecho vibrar por dentro y por fuera al mismo tiempo. Su lengua no es bífida, pero es capaz de bifurcarse en palabras y lamidos. Cada noche añoro su presencia furtiva. ¿Volveré a escuchar una metáfora mientras vibra el botón donde se aprieta el gozo? Sus labios son palabras. Y viceversa. Eso es lo máximo. Por eso amantes habrá, pero como él, ninguno.

domingo, 11 de noviembre de 2012

EL SEXO DE LOS ÁNGELES



Muchas noches pensé si eras trono, dominación, virtud, potestad, querubín o serafín. Llegabas en silencio, en el suspiro de un vuelo etéreo, confundido con las sombras y revestido de tu iconografía angelical. Puro tópico. Me susurrabas músicas celestiales y llenabas mis oídos de aquello que yo quería oír. Quizás así me conquistaste para tus cielos… Caía la noche y yo sabía que eras mi guardián, ángel de mis sueños, dulce compañía. Llegabas, callabas y mirabas. Y en un aleteo rápido, huías hasta los cielos de otras moradas… Hasta que te comprendí. Y te esperé. Y llegaste. Y te miré. Y me acaricié. Y me desnudé. Sin tapujos ni complejos. Mis braguitas descendieron lentamente de los cielos a la tierra. Desnuda frente a ti. Y me mostré. Y me dejé. Y me abrí. Y me llené. Y me callé. Y controlé. Y sucumbí. Y grité. Y me dejé. Y me corrí. Y ascendí. Y descendí… Un vuelo que me llevó a las más vertiginosas de las alturas… Ahora estoy en la más placentera de las estabilidades. Siento que lo he comprendido. Porque lo he vivido. Porque lo he sentido. Porque la humedad que se derrama de mi sexo así me lo recuerda… Esta noche no he notado que tuvieras alas.  

sábado, 3 de noviembre de 2012

SILENCIOS QUE ACOMPAÑAN por Bergamota.




Despierto en medio de la noche, te pienso  pero no estás a mi lado. Me quedo un tiempo sintiendo el silencio que me acompaña, y el mismo que me lleva a indagarte.

Mi  mente te busca y sabe donde encontrarte, tu cara me sonríe al verme cubierta por una de tus camisas, conocedor de que debajo no hay ninguna prenda, encuentras sólo  unos ojos verdes, los  labios deseables que te gustan  y una melena enredada; un sólo botón abrochado que adivina uno de mis pechos  te embriagan, dando lugar a uno de esos besos lentos que siguen cortejándome, nuestras bocas se exploran y ambas lenguas se deslizan inundado el espacio  de la otra.

En este tenue y oscuro silencio, buscas mi cintura, agarrándome como puedes juegas con esa línea que tanto te gusta y donde me acaricias.

Nuestras bocas empiezan a abandonarse en ese placer, mis pechos desnudos se cobijan en tus manos. Besas mi vientre deseable, para continuar bajando por un pubis desprovisto de vello. Ahí, comienzo a palpitar por una lengua ávida y venenosa, mi respiración que se entrecorta, no tardamos en sentir esas contracciones de goce; en el silencio,  sé que me quieres dentro, pero no sé ya si es una Orden o un Deseo.

sábado, 27 de octubre de 2012

CÓMPLICES por Martini.




Lo sabe porque ella se lo ha dicho. Sabe que un brillo especial toman sus ojos y una sonrisa pícara escapa entre sus labios. Disfruta con lo que le dice y goza sintiéndose deseada. Con cada palabra suya paladea el sabor de sus caricias, el aroma de sus besos, el olor inconfundible de su piel.
Y anhela perderse en la noche de sus ojos, y gozar de sus labios.
Anhela que él lea todos los poemas escritos en su piel, y desea que lo haga despacio con la punta de su lengua, que se pierda entre las curvas almibaradas de su cuerpo.
Se siente mujer de canela y miel, y su piel se abrasa en el fuego de sus versos y es, entonces, cuando desea, más que nada, que sus dedos se deslicen por el jugo placentero de su sexo.

domingo, 21 de octubre de 2012

UN DESTINO MÁS FÁCIL por Alejandro Lérida




... la luna sobre un taxi...
L. G. Montero

La noche es, otra vez, algo salvaje,

demasiado valiosa para el juego.
Es la noche sinónima del fuego.
Hoy lleva un corazón de alto voltaje,
un vestido de mantis religiosa
con perfil de diamante clandestino,
de rubia sediciosa y sin destino,
y el alma precintada y peligrosa.
La luna sobre taxis amarillos
tatuando tantas calles como gimen
para llegar a tiempo a sus colmillos...
Amanece la-flor-rota-del-himen.
La luz deshiela un fondo de cuchillos
que remite a la noche como un crimen.

miércoles, 17 de octubre de 2012

VOZ Y GOLPE por José Perona


Hacia ti llega mí lengua firme,

infinita, enérgica…


hacia la corriente de tú muralla, mi mundo,


sin término ni caudal.


Lucha serena y dócil


ante el juego de tus firmezas.


Extiendo mí varón generoso


hacia un deslizamiento agónico,


hacia lo prohibido y lo incierto,


hacia lo extenso y profundo


de una criatura expectante a lo desconocido.


Entre la cercanía de nuestros cuerpos,


voz y golpe, voz y golpe.

viernes, 12 de octubre de 2012

PIEL, CASI TACTO por Lourdes N.J.



Cada atardecer
espero la noche

esa fugitiva 
y errante luz

que perfila
mi piel y atrae 
tu mirada hacia
mis atardeceres
más puros.

Cada noche
es el amor,
sumiso en la
intrusa oscuridad
de nuestros cuerpos,

atardeceres blancos
y bohemias noches
que lucen un trío perfecto.

domingo, 7 de octubre de 2012

EL CUENTO DEL LOBO



¡Que viene el lobo!
Todas las semanas la madame anunciaba la misma historia. Empezaba a cansar. Anunciaba a bombo y platillo la llegada de aquella fiera, de aquel miembro descomunal a un cuerpo pegado que haría las delicias de las invitadas al local. Un anuncio que motivaba fantasías en la mente del público asistente y húmedos anhelos en los rincones más profundos de la femenina concurrencia…
¡Que viene el lobo! Aquella noche no iba a ser menos… Muchachas, señoras, damas, y hasta alguna abuela que no  creyeron la advertencia. Empapadas en alcohol y en deseos, al ritmo del reggaeton de turno, tocando palmas a un ritmo cansino y cansadas de musculitos de gimnasio de barrio, de disfraces de bombero y de bailecitos ridículos con disfraces de la tienda asiática. Así estaban ellas. Despedían solterías y anhelaban cópulas maritales, extramaritales  o ultramarimortales…
¡Que viene el lobo!… Esta noche. No era un farol rojizo de noches para olvidar. Era una realidad. Llegó entre las aburridas palmas de las que dependían solterías eternas. Con pantaloncito ajustado que pronto voló al público. Con puntiagudas orejitas postizas. Era el único añadido… Eso dudaron algunas cuando el tan aclamado animal pidió una voluntaria. Entradita en carnes, con blusa imposible y falda inglesa por lo que enseñaba. Con alguna copita de más. Eso pensaron sus amigas cuando la vieron lanzarse sobre la entrepierna de la fiera. Rauda le bajó los pantalones y la fiereza se hizo pública. Insultantemente pública. Una enormidad que a las jóvenes pareció mando de videoconsola y a las mayores bastón de mando para poner en la consola. Hay sus opiniones… Mientras sobaba las carnes rebosantes de la voluntaria, la fiera ofreció el habitual bote de nata para el acompañamiento. Dulce y salado que lo llaman. Sin vergüenza alguna, la orondita joven untó, reuntó y lamió. Primero la punta. Luego a conciencia. Con el ritmo que marcaba aquella bestia con hábiles tirones de las trenzas que la incauta había pensado para la ocasión. Más adentro. Y más. Y más. Y más nata. Y ya sin nata. Hasta que la fiera, palmas en el público de cansancio y de inicio de espanto, pronunció la sentencia: “toda entera dentro”. Las dudas del público quedaron disipadas: toda, significaba toda. Entera significaba entera. Y dentro significaba dentro…
Tras la consumación de la sentencia, tanga para la ocasión por los suelos y blusa desajustada, la orondita voluntaria volvió a su sitio con el acaloramiento propio de aquella que consigue demostrar lo que parece una imposibilidad física. El ritmito de palmas decayó en el público. Más todavía cuando la madame volvió a pedir una nueva voluntaria… Por el estrado femenino se expandió, en una difícil simbiosis, la necesidad de jugar al escondite, la creencia en las moralejas de los cuentos y el juramento de no volver a probar pastel alguno que tuviera la más mínima presencia de nata…   

domingo, 30 de septiembre de 2012

SUMISIÓN por Rancio Verde




Por fin eres mía, te tengo ante mí, solos tú y yo, encerrados en un universo limitado por las paredes de nuestra habitación, tu solo para mis ojos que exploran la superficie de tu piel desnuda, inspiro la atmósfera densa de tu perfume y me envenena… pero sé que eres sólo mía… todo lo que había deseado… y vas más allá, tus manos recorren mi cuello, mi pecho y tu cuerpo se desliza sobre el mío y caes ante mí… eres mía… caes de rodillas y yo te miro desde arriba… eres mía…. tus manos envuelven mi sexo y lo agitas entregándome placer… sólo para mí… eres mía… me permites entrar dentro de tu sonrisa y me besas… te entregas a mí… conquisto el interior de tu cuerpo… eres mía… y entonces descubro que estoy encerrado… en la cárcel húmeda de tu boca… soy tuyo… el esclavo soy yo… puedes hacer conmigo lo que quieras… no voy a escapar… no puedo escapar.

domingo, 23 de septiembre de 2012

CAE LA TARDE




Y algo tiene de pérdida. Algo de desprendimiento. Algo de olvido.
Cae la tarde. Y con ella cae el tiempo, y los recuerdos y lo vivido…
Atardece. Y queda lejos el amanecer y lejos el anochecer. Y queda lejos la inocencia pero más lejana queda la inapetencia. Cae la tarde y cae la ropa, y cae la vergüenza, y llegan la desnudez y la madurez, y el deseo, y los placeres de un tiempo nuevo. Al atardecer de la vida te examinarán de los amores. De los que no tuviste... De los placeres. De los que no entregaste... De los deseos. De los que no sentiste…
Llega un tiempo nuevo. Que caiga lo superfluo. Que triunfe la verdad, la verdad desnuda. El placentero otoño, no hay más remedio, ha llegado para quedarse… 

martes, 18 de septiembre de 2012

LA DESPEDIDA



No quedan días de verano para pedirte perdón
para borrar del pasado el daño que te hice yo
Sin besos de despedida y sin palabras bonitas
porque te miro a los ojos y no me sale la voz

Sonaba la melodía que olía a chiringuito de playa y a calores de agosto. El aire me traía el recuerdo de tus curvas bajo un sol inmisericorde, las gotas de sudor sorteando tu bikini de colores y  la bruma del mar penetrando en lo más profundo de tu sexo. Se iba el verano dejando una huella profunda. En mi corazón. En tu piel. En toda tu piel. En toda la curva de tu piel. Por eso no te miro a los ojos. Por eso no me sale la voz. Por eso esto no es una despedida. Es un hasta pronto. Volveré a tu piel. A tus curvas. A tus pechos. A tu sexo…
Las suaves marcas en tu cuerpo serán la prueba de mi regreso… Prometo volver a brillar por ti.  

domingo, 16 de septiembre de 2012

INTERESES CONTRAPUESTOS por Anastasia Belmonte


Deseo simplemente sentirle y rozarle para abrumarme y aliviarme, quizás, si usted lo desea, hasta hablarle, ¿tenerte? no me interesa.

viernes, 14 de septiembre de 2012

LA RECETA



Al inesperado regreso de su marido sólo había que ponerle buena cara, un poco de picardía y un recuerdo musical de tiempos inmemoriales…

Siempre que vuelves a casa
me pillas en la cocina
embadurnada de harina
con las manos en la masa

niña no quiero platos finos
vengo del trabajo
y no me apetece pato chino
a ver si me aliñas
un gazpacho con su ajo y su pepino

domingo, 9 de septiembre de 2012

DONDE HABITE LA OLVIDO por Sern Huda


Donde habite la Olvido, en los vastos dormitorios sin aurora, donde yo sólo sea la memoria de esa mujer que me necesita para convertir las ortigas de lo cotidiano en las flores efímeras del placer. Soy el objeto de ese deseo, la sombra que nubla el entendimiento de la hembra, el celo que la convierte en yegua sin jinete que la cabalgue. La he visto mientras tomaba café, en el móvil y en el ipad, en el ordenador del trabajo, en las conversaciones rijosas de mis compañeros de oficina, en las noticias de la radio y de la televisión, en los artículos de prensa... La he visto y la he sentido. Ahora no voy a tener más remedio que completar el círculo vicioso que ella ha abierto. Cogeré mi iphone y grabaré lo que voy a hacer en el retrete del trabajo para colgarlo en la red. El yin sin tonic y el yan Eros solitario. Mi mano derecha será su boca. Olvido habitará mi memoria durante un tiempo breve pero intenso. Como escribió el poeta, si el hombre pudiera decir todo lo que ama... Y como digo yo: si donde habita mi Olvido las paredes pudieran contar todo lo que mama...

jueves, 6 de septiembre de 2012

LA DENTISTA



    - Abre la boca todo lo que puedas.
No debí poner el empeño adecuado en la acción, ya que optó por un ejemplo  práctico.  
- Cuando digo abrir todo lo que se pueda, quiero decir esto…
Y se abrió. Todo lo que pudo y más. Su ropa interior tirada en el frío suelo fue testigo. Y mis ojos. Y mi boca. Y mi lengua. Y mi miembro…
Nunca tuvo más uso el extraño aspirador de salivas. Nunca más tendré miedo a la consulta de la dentista…

domingo, 2 de septiembre de 2012

EL MISMO AMOR, LA MISMA LLUVIA por Alejandro Lérida



Respiras, pestañeas, estornudas...
Digamos bien las cosas, sin exceso.
Lo cierto es que no hay nada, solo eso.
Tú besas, lames, muerdes, gimes, sudas.
No está mal estar viva. Te desnudas...
Tú rosa y hueso o, más que rosa y hueso,
olfato, seda, y lo que es más: tú, beso.
Y lo que es más aún, y más, sin dudas,
yo me devuelvo a ti: tú me recibes...
Te huelo, te acaricio, te recorro
con ojos parisinos donde escribes
la misma lluvia, por igual los dos,
y nada, nada más, me mojo y corro,
por lo visto a la vez, el mismo amor.

martes, 28 de agosto de 2012

CRUJIENTE DE NALGAS, CON FONDO DE SOUFLÉ DE PECHOS (CONVERSACIÓN INCIDENTAL A PIE DE PLAYA) por el Queso del Sanjacobo



- Joé pare como está el bicho.
- Tiene que crujir como una regañá de Utrera.
- O como una sandía de los Palacios.
- Como una tableta de turrón de Alicante
- Como las rodillas de la Duquesa.
.....
- Campana y se acabó, viene tu mujer para acá.
- Cuidao el culo que ha echao mi mujer, parece que se ha metido el tambor de una lavadora.
- O  un macetero de la calle Tetuán.
- O el carrito de un cartero.....
- Ahora sí, campana y se acabó que la tenemos aquí....
- ¿Que hacéis los dos ahí parados?
- Aquí recordando la tele de otras épocas. ¿Te acuerdas del  1, 2,3?

domingo, 26 de agosto de 2012

CADÁVER EXQUISITO



Posa para mí. El fantoche éste  me ha lanzado la tópica frase para crear buen ambiente de trabajo. Y poso. Click. Clak. Sobre las blancas sábanas hará un buen contraste el bronceado de mi piel desnuda. Destacarán las marcas del minúsculo tanga que tantos infartos ha provocado este verano. No tengo prisas. Exquisito, me dice. Clik. Clak. Sé desnudarme lentamente, que estas sesiones pueden ser muy largas. Para algunos, una eternidad. La que transcurre mientras desabrocho mi blusa de seda blanca. Un botón. Dos. Tres. Al cuarto, la laca de mis uñas juega al contraste con el dorado de la piel. Instante de pose. Exquisito, me vuelve a decir. Clik. Clak. La blusa cae al suelo con la elegancia de la que carece el fantoche. Jugueteo con el encaje del sujetador. Asoma la piel blanca. De diana, un negro pezón. Clik Clak. El fantoche parece acalorado. Normal. Tanteo la otra aureola blanca del ya duro pezón. Empieza a sudar. Mis pechos se liberan. Clic. Clak. Le vuelvo la espalda según el repertorio clásico. A ritmo lento desciende la cremallera de la falda. Sin prisas. Sin pausas. Al caer al suelo, la falda vuela al infinito lanzada por mis tacones de negro charol. Reflejan los brillos de su sudor. Exquisito, vuelve a repetir. Clik. Clak. Me vuelvo al fantoche y parece gustarle. También mi tanga de encaje negro. Lentamente lo hago descender por la eternidad de mis piernas. Parecen quedarse atascados en los zapatos de charol. Vuelan, de nuevo, al infinito. Como mi desnudez. Como la excitación del fantoche. Clik. Clak. Acometo sin prisas posturas de repertorio. Mano en la ingle. Mano en el pecho. Mano en la cintura. Mano en mi sexo. Clik. Clak. Respira el fantoche con dificultad. Todavía se atreve con las indicaciones. Tócate. Y me toco. Primero un dedo. Dos. Y hasta tres. Primero el contorno. Luego unos labios. Luego otros. Luego todo. Clik. Clak. El fantoche no puede más. Ya no puede dar indicaciones. Tomo las riendas. Tócame tú. Aquí. Así. Así. Así. Más. Más. Y más. Mi cuerpo no ha podido con un torrente oculto de humedades. El fantoche tampoco. Tumbado el suelo aferra su mano al pecho. Vacío su cartera mientras fotografío un nuevo cadáver. Un cadáver exquisito. Clik. Clak.

viernes, 24 de agosto de 2012

PERIODO ESTIVAL por Miranda



En el período estival todos echamos de menos a nuestros amantes y seres ocultos, esos que te hacen olvidar la realidad triste en la que nos encontramos. Echo de menos, sus dedos tocando mi piel desnuda y necesitada de ese calor. Echo de menos el sentir esas ganas contenidas, el pensar en el roce de su boca, y el temblar entre su cuerpo. Echo de menos escuchar " Eres preciosa" expresión tan vanal y tan vacía, pero que compensa porque en ese instante es la única verdad entre ambos.
Un frío recorre mi cuerpo, quiero ponerme tu camisa y deslizarla con tus ganas. Llévame.

jueves, 23 de agosto de 2012

cOrAzÓn dE fRuTa por Lourdes N.J.


 
Paraguayas sabrosas
mango con chocolate
papayas con mermelada
pomarrosas carnosas

plátanos con nata
melón con ron
y tu boca amor
¡ay de tu boca!
que se ha comido 
todo mi cuerpo:
pasiflora de dulces
con líquidos de frutas.

Diosa de leche
en tu vientre celeste
semillas plantadas
desde tu corazón, amor,
desde tu corazón, al mío.

lunes, 20 de agosto de 2012

CARICIAS INTENSAS por Rancio verde.



Quizás el sexo se pueda reducir a un simple contacto carnal, unas caricias, besos, un intercambio de fluidos… y es verdad que me haces sentir mucho, cuando te tengo entre mis piernas, tus manos agarran mi sexo, tus dedos de mujer con uñas afiladas y nacaradas que lo recorren,  y juegas con tu sonrisa y tu mirada a insinuar unos besos que deseo y parecen que no llegan y entonces descubro que ésa es la caricia más intensa que puedo recibir, la de tu mirada en la zona más erógena de mi cuerpo… mi alma… me la desgarras… y me gusta…

lunes, 6 de agosto de 2012

LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA



Dudó entre el teléfono o el viejo aparato de radio. Anónimo al otro lado de la línea. Quizás sólo un susurro que no llegaba a jadeo. Con seudónimo en la emisión de canciones dedicadas. Un tímido que firmaba como el vecino de abajo. Una canción que llegó a revestir cada rincón de su piel desnuda:

I wanna be loved by you, just you,
And nobody else but you,
I wanna be loved by you, alone!
Boop-boop-a-doop!
I wanna kissed by you, just you,
Nobody else but you,
I wanna be kissed by you, alone!
Boop-boop, I couldn't aspire,
To anything higher,
Than, filled with desire,
To make you my own!
Boop-boop-a-doop, boop-boop-a-doop!


Amada por ti, sólo por ti y nada más que tú…
Tras tararear hasta la última estrofa, la toalla había decidido arrastrarse por los suelos. A su piel desnuda sólo le faltaban las dos gotas de Chanel número 5…

viernes, 3 de agosto de 2012

CINCUENTA SOMBRAS


“Más Platón y menos Prozac”…
No sé si mi estúpido compañero de tumbona me hace una simple recomendación literaria o proclama  un estilo de vida que cambie la monotonía de estas largas y calurosas jornadas. Mirándolo bien, debe tenerla larga. Su sombra lo delata. Quizás le excite su cercanía a mi caverna. Está abierta pero a buen cobijo. Receptiva a las sombras que pasan. La suya parece de largo recorrido, aunque la imagino con la languidez de su dueño. Cosas del calor. Puede deformar el mundo de lo real. El borde de la piscina parece convertirse en una pasarela de posibles realidades. En el grupito de quinceañeros veo sombras aniñatadas realmente apetecibles. Poco pelo y dureza garantizada. Quizás inexperiencia. Uno de los jóvenes promete un grosor casi excesivo. Llego a turbarme. O a masturbarme, quién sabe. Mi dedo irá decidiendo en su exploración. Tiene imaginación para sentir la dureza de unas abdominales marcadas en el gimnasio del barrio y una depilación conseguida con cupones de descuento. Mejor empezar por abajo e ir subiendo poco a poco hasta la cúspide. Promete dureza. Mis labios también. Tienen casi tanta imaginación como mis dedos. No se distraen con otras sombras. Se unen a la pasarela de deseos. Hay alguna desechable de barrigón prescindible. No confundir realidad y deseo. Otras vendrán… gusto te darán, me dijo alguien. Han pasado algunas con flacidez alarmante, otras de curvas imposibles y alguna cercana a la perfección. Aunque, tengo que confesarlo, el último perfil contemplado ha logrado excitar el ritmo del índice, del anular, del corazón y hasta del meñique. Es un hombre maduro y experimentado. Sin pelos en la cabeza pero sí en otros rincones. Con curvas pero sin flacidez. Y la dureza concentrada. En el único lugar que importa. Proporcionada, en su justa medida. Eso imaginan mis dedos bajo el bikini. Todos caben en una caverna que ya no soporta más humedades. Si rebosa se fundirán realidades y deseos…
“¿Has leído el libro de las cincuenta sombras?”
Definitivamente mi vecino de tumbona es estúpido. Aunque parece tenerla muy larga…